El fantasma de Fátima

fátima_0001

Se acordarán de sobras ustedes de los cuentos troquelados, aquellos para lectores incipientes que fueron primera exposición a la estética para generaciones de españoles: la ratita con la escoba de Ferrándiz, el astronauta infantil, versiones cutres de Caperucita, Blancanieves o cualquier otra criatura exenta de copyright o, por qué no, la mismísima Virgen de Fátima. Cuentos de grafismos a menudo  estomagantes, sin menoscabo al mérito técnico que acompañaba tamañas cursilerías. Hoy les acerco este bizarro ejemplar, muy a tono con el retorno al nacional catolicismo auspiciado por nuestras más altas autoridades, una cosa que parecía, ay, agua definitivamente pasada…

fátima_0002

fátima_0003

fátima_0004

fátima_0005

No acaban de entenderse las intenciones del editor al seleccionar esta historia. Incluir a la Virgen de Fátima entre el Sastrecillo Valiente, Aladino o La Cenicienta parece más sutil mensaje ateo, o cuanto menos heterodoxo, que voluntad de fomentar la fe en lo inverosímil que guía a presbíteros y clérigos: por fin un arrebato de sinceridad, aunque sea a su pesar. ¿Se deberá a ello la referencia a las “almas candorosas” que creen aunque no vean que contiene el texto de la página de arriba?  

Los dibujos de José Tello, tan correctos como poco brillantes, no tienen desperdicio, entre esos niños pasmados y rollizos, la barba sospechosamente luciferina del incrédulo alcalde, la espectral (in)corporeidad de la Virgen o ese planeta estrangulado por las cuentas de un rosario que aparece en la última página.

fátima_0006

fátima_0007

fátima_0008

fátima_0009

Como cuento, la verdad, es de lo más enfermizo que a un niño pueda dársele. La suerte de los pastorcillos, muertos en la niñez o encerrados en un convento de por vida, no cabe ser más siniestra; el sol danzante es un clásico del pavor que acompaña toda manifestación divina por lo menos desde tiempos de Amón Ra; las recomendaciones de la Virgen, rosario y penitencia a perpetuidad, carecen de atractivo para cualquier mente en su sano juicio… y qué me dicen del críptico cerdo que enmarca, retorcido, el índice de la colección? Todo un misterio, de los que dan muy  mal rollo.  

18 Respuestas a “El fantasma de Fátima

  1. Esta perla celtibérica es de 1970, editada por Ediciones Presidente, de Barcelona, firma clásica del saldo y el mercado de la pobreza…

  2. Ésta la tienen ustedes en versión anticomunista en blanco y negro de Rafael Gil y en versión anticomunista en Warnercolor de John Brham… Sí, el de The Lodger y Hangover Square…

    En cuanto al cochino, aventuro una hipótesis: la colección es un tesoro y el animal una hucha-cerdito que sirve para guardarlo.

    Su pío nieto que bien le quiere, Sr. Feliú

  3. Conozco la de Rafael Gil, con ese Fernando Rey remiso finalmente converso (si no recuerdo mal, que tengo el seso hecho unos zorros), y creo no haber visto la de Brahm, que si está a la altura de las dos que usted menciona, ha de ser una joya del fantástico-mal-rollo…

  4. El misticismo es una de nuestras especialidades hispanas. Si hay sufrimiento, muerte… llegamos a lo sublime. Introducir estas ideas en la más tierna infancia es continuar con la sacrosanta Tradición. Amén.

  5. …misticismo de llaga y roña, simplón y cruel, padre a la vez del carcajeo con la muerte de ese humor negro tan nuestro…

  6. A mí me gusta la película de Rafael Gil. Me parece un producto digno cinematográficamente hablando, dentro de las limitaciones de la época. En general, toda la primera época de Rafael Gil creo que es de lo mejor de nuestro cine patrio, a la altura del neorrealismo italiano.

    • A mí me sucede lo mismo que a usted. Aprecio las cualidades puramente cinematográficas del señor Gil; por más que los argumentos de sus filmes puedan resultar estomagantes -caso de La guerra de Dios o Un traje blanco- siempre se dejan ver con agrado hasta el final… sabía contar una historia, el puñetero!

  7. Abuelito, con la charreta me he vuelto a casa con el Clásicos en Jauja sin dedicar, espero que haya ocasión próximamente, me haría mucha ilusión. Por cierto, ha estado usted muy divertido y dicharachero, enhorabuena. Ha sido un placer conocerles.

    • Un más que agradable encuentro, señor Cabanyalero; acompañado además de esos dibujos y esas sicalípticas publicaciones de Carceller… Yo le dedico el Clásicos cuando y donde quiera, pero me temo que el erudito del tebeo valenciano va a acabar por serlo usted!

  8. La idea ya era esa, ¿no? Enviar un mensaje que sobrecogiera los corazones de unos niños que vivíamos atormentados por un infierno que nos colocaban en el horizonte de nuestras vidas.

    Cierto es que la candidez de cuentos como el presente producen una mayor angustia que aquellos en los que los condenados ardían en las llamas del infierno.

    En estos cuentos se echa mano de la mística fantasmal. Una mística que nada tiene que ver con la retórica literaria, sino que es herencia inquisitorial, que se aprovecha de esa tendencia católica de vestir una religión en principio monoteísta de una corte de espectros (martires, santos…) que dominan lo cotidiano (como los lares romanos).

    ¡A veces me pregunto cómo sobrevivimos a ese infierno!

    • El miedo siempre fue arma de dominio; de eso la religión cristiana -católica o protestante, lo mismo da- sabe mucho… Sobrevivimos, sí, marcados, aunque no seamos a veces conscientes de ello, por esos terrores metafísicos que nos inculcaron y que sin duda alteraron de alguna forma nuestra forma de ver el mundo…

  9. …sin ir más lejos vivimos una aparición Mariana de 4 años…

  10. Prefiero pensar que este nuevo nacional catolicismo es un gran sarcasmo.

  11. Mi querido y respetado ABUELITO y demás primines: Sí, recuerdo con nostalgia aquellos cuentos troquelados “El urbano Ramón que con su pito para la circulación” ,” ¿ el esquimal”, donde vi por primera vez representada una aurora boreal…y otros muchos, pero mi preferido siempre fue “JAUJA”, con la silueta de un encantador tren que NOS trasladaba al país de FELICIDAD plena, casas de dulces, fuentes que manaban sabrosos licores, árboles que daban los frutos más apetecibles…y todo gratis.. tanto lovaloraba este cuento q no quise ni moverlo de la estantería donde descansaba desde niño, allá en casa de mi santa Madre…Fue tras su muerte cuando lo perdí…Durante 56 años consideré a JAUJA una onírica utopía infantil – mundo éste al que viajo con frecuencia, dicho sea de paso-hasta q mi otra “santa” decició q había q celebrar las “Bodas d Plata”, y el lugar de moda d los de mi quinta era cerca de Cancún…en una cadena de hoteles- bastante asequibles economicamente hablando- con la modadlidad “TODO INCLUIDO”…comidas, bebidas, refrescos…y helados;¡No me lo podía creer!.. Le dabas a la palanca..¡Y hala, otro helado!
    Creanme, amigos:¡Lo q nos Cuentan en los Cuentos, SÍ ESXISTE!

  12. ¿Pero es q alguien cree q FATIMA es un Cuento?…Yo, desde luego, NO… De ahí q esté en todo d acuerdo con Vd., mi respetado ABUELITO: El presentarles a los niños una fábula en la q los protagonistas – pobres y buenas criaturas – son “bendecidas” con Dolores, Enfermedad y Muerte, o Clausura hasta los 90 años (q fue lo vivió Lucía),es una auténtica aberración, q solo podría encajar en narraciones perversas y masoquista…Sí, entiendo q yo mismo podría estar cavando mi propia trampa, al dar pie a otros amigos q lean estas líneas, para aseverar q ¡ESO ES- precisamente- LA REALIDAD DE FÁTIMA Y DE LA IGLESIA!.. pero para eso están los milagros, ¿no?.. Y el Milagro de “la danza del sol”, o de cómo se secaron las ropas, instantáneamente, tras una enorme tormenta, a los MILES y MILES de TESTIGOS, confirma q aquello NO ES UN CUENTO SINIESTRO…Tampoco es una historia q nos ha llegado de allende siglos pretéritos o lejanos países… Todos los abuelitos como Vd. y yo hemos convivido con personas q vivieron – directa o indirectamente – aquel acontecimiento…Antes q por las homilías d la IGLESIA, la historia se conoció en el Mundo Entero a través de la PRENSA, publicada en periódicos de una PORTUGAL más LÁICA q CRISTIANA…También coincido con Vd. en q la recomenedación del ROSARIO y SACRIFICIOS pueden resultar poco atrayentes…pero es q la propia IGLESIA está reconociendo contínuamente su pequeñez, al avisarnos a todos los HOMBRES q las enseñanzas q predica son MISTERIOS hasta para ella misma, pues han sido REVELADAS por un “ENTE SUPERIOR Y BUENO, Q NOS QUIERE”, al q algunos llamamos DIOS…Y, ahí, claro, es donde entra lo q llamamos FE…De antemano les diré q aceptaré todas las posibles críticas o comentarios q pueda haber a estas palabras, sin más réplicas por mi parte… Como siempre, mis repetos.

  13. gracias por las laminas, me han sido muy útiles para mi catequesis. 🙂

  14. Gracias por las laminas , me han sido muy útil para mi catequesis 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s