Del pulp como psicotrópico

aventuras_0005

Los hay que tienen el valor de aguantar la vida a pelo: no me cuento entre ellos. Evadirse, largarse de aquí, poner tierra y hasta cielo por medio siempre ha sido necesario para mantener el imprescindible grado de cordura. Alienarse de una realidad que a día de hoy, consumada la invasión y saqueo de nuestras vidas, es más urgente que nunca. Si no es que siempre ha sido así, que según nuestra fatua pretensión, creemos nuevo todo lo que nos sucede…

La aventura, y más la facturada industrialmente, siempre ha sido mal mirada por eso: porque al fin y al cabo el papel amarillento es psicotrópico, hace viajar a mundos donde los grilletes del esclavo no dejan sentir su peso. Unos la denostaron por esa su misma esencia; otros, porque la cosmovisión de ayer es hoy caudal de malas conciencias; los de más allá, por ser tan sincera como escasamente sofisticada.  

aventuras_0001

aventuras_0007

aventuras_0011aventuras_0010

aventuras_0002

Ustedes y yo no tenemos semejantes problemas. Seres primarios, sabemos oler lo que nos conviene a despecho de inquisidores de cualquier clase. Como los lectores de hace casi cien años, que por sólo cincuenta céntimos se trasportaban desde el kiosco al reconfortante universo del tópico sin empacho alguno. Editoriales de nombres tan bonitos como la de hoy, Prensa Moderna, se lo facilitaban. Vean sino el menú semanal que ofrecía: los jueves, El Cuento Azul; los viernes, El Teatro; los sábados, esta que les traigo bajo el brazo, la colección Aventuras; los domingos se rematan con los Weird Westerns de El Sheriff, de quien ya les hablé hace tiempo AQUÍ.

aventuras_0003

aventuras_0014

aventuras_0006

aventuras_0009

Apareció Aventuras entre 1929 y 1931, hasta completar un total de cien entregas. Una selección de textos procedentes de los pulps americanos y europeos, entre los que asoman primerizas novelas de don Georges Simenon (que ya les enseñé AQUÍ), del luego celebérrimo Erle Stanley Gardner, raros títulos de San Conan Doyle y de un sinfín de olvidados escritores, rutinarios unos, estimulantes otros, que en esto del papel, como en cualquier otro psicotrópico, existen sus calidades y sus diferencias. Las cubiertas son invariablemente obra del enérgico, ingenuo y desconocido Mel y del ilustrador y pintor gallego Máximo Ramos, prolífico cultivador de las cubiertas pulp. Todas ellas condensan en pocos centímetros la naturaleza entera de la narración folletinesca vertebradora del siglo XX de un modo ejemplar.

aventuras_0008

aventuras_0012

aventuras_0004

aventuras_0013

Aventura colonial en estado puro (la de verdad, que otra no hay), con blancos atizando a nativos en la cocorota, muchachas rubias asaltadas por salvajes, grandes gorilas, fieras y serpientes gigantes. Y tigres devorando mandarines, y barcos tripulados por ciegos, y aztecas sorprendiendo cow-boys, y águilas rojas del Tirol en lucha con los camisas negras de Mussolini. Hoy solo les enseño algunas de las más exóticas. Otro día vendré, si ustedes quieren, con los antifaces, las ganzúas y las pistolas, y nos iremos de la mano de esta misma serie a visitar comisarías, castillos y otros lugares de crimen y misterio…

14 Respuestas a “Del pulp como psicotrópico

  1. Había leído “Del pulpo como psicotrópico”, Abuelito. Y que digo yo que entre “La isla de los sustos” y “Los hombres de las orejas largas”, un buen pulpo psicotrópico tampoco desmerecería.

  2. Atinada y precisa reflexión, Pedro, que comparto por entero. No se puede expresar mejor. Cuanto tenemos que agradecer e este vasto mundo de papel amarillo que nos acompaña y nos desempaña de ardores y preocupaciones. Deliciosas portadas; algún día desempolvaré las que guardo como tesoro en mi viejo baúl.

  3. Unas cubiertas excelentes que no desmerecen de otras colecciones. Y tus razonamientos… más que razonables y certeros!

    • Máximo ramos, mejor pintor que portadista, no tuvo suerte, y siendo hombre de izquierda le tocó colaborar con los falangistas en sus publicaciones en la posguerra, para sobrevivir y lavar sus pecados, como a tantos otros…

  4. Muchos de esos autores no los conocía. Muchas gracias. Esperamos la segunda entrega.

    • A mí me ocurre lo mismo, don Alfonso. Y de muy pocos he podido encontrar filiación en internet. Los datos sobre la procedencia de los textos los he sacado del fundamental ensayo de Fernando Eguidazu “DEl folletín al bolsilibro” y el de Vázquez de Parga sobre las portadas de las novelas de aventuras que editó hace tiempo Glenat… Dos obras que a buen seguro adornan su biblioteca…

  5. …yo aún afirmaría más…se trata de una literatura de una calidad brillante en muchísimos casos, deslumbrante y astonishing… los géneros, en la cultura del Hombre Blanco, obedecen generalmente a pautas morales, a disciplinar pedagogicamente… y estas pequeñas fieras literarias, que generalmente muerden y mean donde y cuando les parece, no son del gusto de la pedagogía vigilante, pues proponen la antidisciplina como forma de vida…
    …el tal Mel, una fiera…el color deslumbrante y el Desván apabullante…

  6. …otra maravilla del Desván es que si aquí son las 10:10 alli son las 8:10…quién da más!!!…

    • Algunos he leído ya, encontrando hallazgos felices, como la aventura de una chica travestida de mozo infiltrada en un convento de contrabandistas travestidos de frailes barbados, o las hazañas de un émulo de Fu Manchú de segunda en los puertos brumosos del Támesis… La falta de prejuicio, el estilo directo al estómago, la fidelidad a los modelos tradicionales y la desvergüenza absoluta son algunas de las cosas que más me gustan del pulp en general…
      Y de la hora, qué voy a decirle: el Desván tiene su propio tiempo, ajeno al discurrir adocenado del mundo…

  7. madreeeeeeeeeeeeeeeee

    ya lo he sacao en el feisb del 2000!!

    gloria bendita!

    ________________________________

  8. Esperando la segunda edición de esta colección porque la primera me ha dejado con hambre de más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s