El Imperio de Drácula

imperio

El imperio de Drácula Director: Federico Curiel. Con Lucha Villa, César del Campo, Eric del Castillo, Fernando Osés, Guillermo Zetina. México, 1967

 Comienza este Imperio de Drácula con unas tomas de la Mansión Gris, un castillo de juguete de torres cónicas inequívocamente vampíricas, morada del siniestro Barón Drakulstein. El plano siguiente muestra la sombra de una figura desplegando una capa en gesto característico de upiro. Un primer plano de una dentadura humana con colmillos remata la faena.

imperio de dracul

Estos tres primeros momentos definen de golpe tanto su voluntad clásica como su absoluta falta de singularidad. No hay intención alguna de rebasar en lo más mínimo las fronteras del tópico. A nadie sorprenderá pues que en modélica sucesión vayan apareciendo todos y cada uno de los lugares comunes del género: carruajes fúnebres sin conductor tirados por caballos negros, noches de luna llena tan propicias a los monstruos, vampiros aristócratas que imitan a Cristopher Lee, jovencitas mordidas en su dormitorio, exhuberantes Lupitas decimonónicas, hasta un criado no-muerto que responde al nombre de Igor…

imperio de drac

Contada con trazos muy mexicanos -fidelidad al canon vampírico, colmillos colosales, parquedad de medios, criptas de cartón-, El imperio de Drácula (quien, por cierto, no asoma por ninguna parte) bebe también de las nuevas fuentes abiertas por la Hammer, con sus modos naturalistas, su montaje moderno, su pizquilla de erotismo y sus querencias góticas.

imperio de dra

Ya lo dijo Óscar Wilde, ese hombre sabio: en toda repetición hay un placer. Y un tormento no pocas veces, añado yo. Porque contemplar a estas alturas a dos sabios discutiendo sobre la existencia de los vampiros frente al cadáver de una muchacha sin sangre, es cosa capaz de acabar la paciencia de cualquiera. Y así sucede con todo el metraje: no es que no sea correcto, que lo es con creces: es que ya lo hemos visto cien veces. Por mucho que nos sigan cautivando las telarañas, las catacumbas y los desafueros, sin unas gotas de originalidad que les animen terminan por resultar plato demasiado insípido…

imperio de d

8 Respuestas a “El Imperio de Drácula

  1. ¿Cine mejicano sin locura ni disparate?… ¿Dráculas tex-mex que no aparecen por ninguna parte?… ¿Ortodoxia?… ¡Gracias por el soplo! ¡Corro a verme otra vez “Santo contra las mujeres vampiro”!

  2. Más le aprovechará, créame…

  3. No obstante, ese nombre amalgamado de “Barón Drakulstein” me ha enamorado. Seguro que su nombre completo es “Barón Wolfmummy Blacklagoon Drakulstein”.

  4. Me alegro de que continúe con el Blog del Desván como siempre, aunque ya tengamos además su Facebook. ¡Muchas gracias!

  5. ¡Faltaría más! ¡Aquí estamos y estaremos para largo rato!

  6. En todas partes cuecen habas. Esto me recuerda a la producción Hammer “Drácula y las mellizas” (Twins of Evil) donde Drácula no asomaba por ningún lado pero es que los distribuidores españoles eran así de astutos. No he visto esta película aunque guardo un buen recuerdo de la mexicana “El mundo de los vampiros” de Alfonso Corona Blake.
    Bienvenido a facebook y saludos, Abuelito. Borgo.

    • La de Alfonso Corona Blake, sin salirse de los tópicos más al uso, es harto más entretenida que esta, y hasta consigue escenas de gran encanto visual. Es Mad Mex del que perdura, siempre apetitoso y recomendable…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s