Segundo López, aventurero urbano

SEGUNDO LOPEZ

SEGUNDO LÓPEZ, AVENTURERO URBANO

Director: Ana Mariscal. Con Severiano Población, Ana Mariscal, Martín Ramírez, Tony Leblanc. España, 1953

Recién arribado, viva aún en la piel la nostalgia del Paraíso Perdido, pleno de buenas intenciones de aquellas que empiedran el camino del infierno… el Abuelito ha regresado!!  Y lo hace de primeras con un filme que ayer pasaron en Canal Desván, clásico casi oculto del cine español que, no se engañen, sin sangre ni muertos mete miedo del chungo, y que aunque no contenga puñaladas ni persecuciones resulta aventura de principio a fin. Título más que interesante por su voluntad heterodoxa respecto al cine facturado por entonces en aquella España del Tío Paco que el tópico tan machaconamente repetido manda grisácea e incolora.

vlcsnap-2014-09-02-19h08m06s1

Es Segundo López filme de aventuras con héroe acompañado de niño, como Tarzán y Boy o Roberto Alcázar y Pedrín, lanzados con lo puesto a los pleamares de la vida, que diría doña Aghatha . Llegado a sus cuarenta y siete años desde su Cáceres natal hasta Madrid, Segundo encuentra allí al golfillo Chirri, que le introduce en su peripecia urbana. Camino iniciático jalonado de miseria, espejo de pobreza material y espiritual. Como buen héroe, el analfabeto Segundo no piensa sino en salvar a su dama -una Ana Mariscal enferma de hambre y penuria-; como tal, nunca logrará adaptarse a una sociedad inclemente y cruel; como español, responderá con nobleza, ignorancia y hoscos modales las situaciones a las que su mala cabeza le lleva cada dos por tres.

vlcsnap-2014-09-02-19h05m44s121

Trasuda este aventurero urbano miseria por los cuatro costados, la de su tiempo mismo: un Madrid inhóspito de cascote y desconchados, de tugurios roñosos y explotación feroz, de personajes castizos moldeados como su tiempo por la aspiración única de la supervivencia en una jungla hostil no apta para el sentimentalismo, característico tanto del protagonista como de buena parte del cine patrio del momento. Y es que si no fuera por esa pátina de ligereza y amabilidad hoy desfasada y algo cursi, difícilmente hubiera pasado la censura un filme como este, que más allá de cualquier etiqueta muestra bien a las claras las carencias e injusticias de un tiempo inclemente, visión desesperanzada y cruel en las antípodas de la España oficial querida por el Régimen.  

vlcsnap-2014-09-02-19h06m53s46

Viven Segundo y Chirri entre pensiones astrosas de paredes encaladas que se deshacen y despensas cerradas con llave, cuando no entre ruinas al fresco calentando sus harapos a base de hogueras y vino, alimentados de ignorancia y tabaco. En su descenso a los infiernos  trabajan como portabultos, aparcacoches, recogecolillas  y otros oficios hambrunos, como sucedía en aquellos otros dos clasicotes, Surcos (1951) y Mi tío Jacinto (1956) con los que este de doña Ana Mariscal puede hermanarse sin empacho. Niños que toman coñac a chorro, vendedores de cigarritos sueltos, ancianas aficionadas al habano y al espiritismo, bebedores de aceite de girasol a falta de otra cosa para calmar la gazuza: un Madrid muy pero que muy lejos del cantado por las instancias oficiales de cualquier tiempo y lugar, a contracorriente de todo y de todos, que aún hoy gusta bien poco el celuloide que desvela nuestras miserias.

vlcsnap-2014-09-02-19h09m04s76

Aventura hecha de voluntad -la de doña Ana- y vagabundeos -los de sus héroes-, sin principio ni fin, eterna como la vida, aunque sea urbana y al cabo tan cercana todavía…

vlcsnap-2014-09-02-19h04m17s12

16 Respuestas a “Segundo López, aventurero urbano

  1. ¡Y qué hermoso nombre el del contratista extremeño que protagonizó la cinta! Severiano Población. Todo un manifiesto.

    La malquerencia oficial significó, aparte de varias idas y venidas de doña Ana por las covachuelas administrativas, la negativa de las distribuidoras a hacerse cargo de la película. La productora y directora debutante se lio la manta a la cabeza y la distribuyó ella misma, de ciudad en ciudad, donde apoyaba los estrenos con su presencia. De ahí que en los carteles figure su nombre en lugar prominente.

    Feliz retorno, su nieto que bien le quiere

    • Docto señor Feliu, ignoraba la persecución administrativa a la que la doña Ana se vio sometida… ¡Ya me extrañaba a mí que la censura dejase pasar semejante documento sin parpadear siquiera! Lo raro es, con todo, que se permitiese su exhibición, aunque sea en condiciones casi underground, como se dice ahora… Y tiene usted razón en lo del nombre: yo estoy por ir al registro a cambiar el mío por el mucho más eufónico de Severiano Población.

  2. Bienvenido Abuelito. Qué bien nos cuenta usted los filmes, con esos textos de confesada influencia galdosiana, y con esos fotogramas intercalados. Parece que estamos viendo la película… aunque no nos desvele el final (“spoiler”, como lo llaman ahora), para que la veamos de verdad, de principio a fin. Muchas gracias, y nos escribimos también en Facebook.

    • No se fíe de mí, don Alfonso, que los viejos somos zalameros y engañosos: vea la película en cuanto pueda, aunque le advierto que las versiones que circulan por la red -únicas disponibles, que yo sepa- están hechas cisco…

  3. Pero… ¡¡Qué cosa más grande!!

    • Pues sí, don Luis… Lo que parece mentira es que a día de hoy nadie haya hecho una restauración y edición decente de este filme maldito, que bien puede considerarse clasicote de nuestro cine con todas las de la ley!

  4. Abuelito, bienvenido al nuevo curso escolar. Desde luego, con el Canal Desván emitiendo joyas desconocidas como esta de la celtiberia en blanco y negro, el coñazo de septiembre se lleva mil veces mejor. Me la pienso ver en programa doble con “Mi tío Jacinto”.

  5. Manolín, que lo conozco, y sé que esta de las que le conmoverían a usted las entretelas, aunque solo fuese por los preciosos bares y tascas que abundan en el filme. Segundo y Jacinto, grandes desconocidos del cine español!!

  6. “un Madrid inhóspito de cascote y desconchados…”
    —>No se podría describir mejor esa época… Ha vuelto con fuerzas renovadas, Abuelito!!!

  7. Hay un Madrid, por completo alejado de las versiones oficiales, que sigue exactamente igual en sus miserias y en los padecimientos de sus gentes. Eso sí, a todo color ahora.
    Una gran entrada. Felicitaciones.
    JL

  8. Bien venido, Abuelito. Ya estaba empezando a tener pavo frío de su prosa y su sapiencia.

  9. Abu, por si tuviera interés:

    “Ana Mariscal” / Talleres de Prensa Gráfica-Edicolor / Ídolos del Cine, núm.18 / Madrid, 1958

    “Mi medio siglo de apasionantes vivencias con Ana Mariscal” / Fernando Martínez / autoedi-ción / Monforte del Cid, 1995

    “Ana Mariscal, una cineasta pionera” / Victoria Fonseca / EGEDA / Pozuelo de Alarcón, 2003

    (JCuadrado)

  10. Ah!, bien; pues, entonces, me olvidé:

    “Mi vida” / Ana Mariscal / Astros / impresión Diana Artes Gráficas / Madrid, 1943

    “Notas de una actriz” / Ana Mariscal / Ediciones de Conferencias y Ensayos / Conferencias y Ensayos, 37 / Bilbao, 1946

    Como complemento:

    “Cincuenta años de teatro en Madrid” / Ana Mariscal / El Avapiés / Avapiés, núm.5 / Madrid, 1984

    Y la novela:

    “Hombres” / Ana Mariscal / El Avapiés / Madrid, 1992

    (JC)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s