Pertegás y las turgencias

pertegas_0002

Uno de los dibujantes más injustamente olvidado en este tiempo nuestro especialista en desmemorias es don Enrique Pertegás, ilustrador de folletines, portadista de novelas populares, pintor de cosas serias, historietista de deliciosos modos arcaicos, cronista feliz de una Valencia sensual y jacarandosa. Antes de la Guerra firmaba Tramús en sus colaboraciones más picaronas, casi todas ellas publicadas por Vicent M. Carceller, editor, erotómano, republicano y anticlerical responsable del feroz y descacharrante semanario La Traca.

pertegas_0004pertegas_0005pertegas_0010pertegas_0008

Cara pagaron su osadía: Carceller fue a parar al paredón cuando las tropas de la Cruzada de Liberación Nacional tomaron Valencia; Pertegás, dice la leyenda, se salvó por un pelo porque nadie supo de su seudónimo Tramús, el que gastaba para el humor político y sexual de grueso calibre. Como el de estas publicaciones verdes, en la línea erótica de la Dictablanda, pobladas por mozas de ánimo harto más desenfadado del que predominará solo unos años más tarde.

pertegas_0007

pertegas_0006

pertegas_0009

pertegas_0001

Carnes turgentes, prietas, celebración del exceso y látigo de anorexias, metáfora de una abundancia jocosa condenada al exilio durante las siguientes décadas. Canto a la vida hecho de sal gorda y trazo fino, incorrecto a ojos pudibundos se mire como se mire. Longanizas y panquemaos, mordiscos y traseros, medias negras, corsés  y textos mustios a caballo entre lo fallero y la sicalipsis entonces tan en boga: ibérico erotismo, qué duda cabe…

pertegas_0003

pertegas_0011

pertegas_0012

8 Respuestas a “Pertegás y las turgencias

  1. El penúltimo chiste, “¿Quién te ha dicho que traigas los panquemaos si lo que yo necesito es la longaniza?”, es realmente bueno. Aparte de los sugerentes dibujos.

  2. Abuelito, i què bé que queda aquest humor tant de pit i cuixa llegit en valencià. Te vénen unes ganes de menjar! Visca Pertegàs!

  3. Me encanta el valencià tan populachero que gasta esa publicación: le sienta como un guante a las ilustraciones.

    • Es que aquí todo es incorrecto, desde las mozas de dudoso gusto hoy vistas como mujeres objeto lascivas hasta los chistes de longanizas y frutos hortícolas, pasando por el idioma mismo, basto, sin pulir y alejado de toda normativa…

  4. Anda que no sabían ni ná pasárselo bien antes… Pobres sí, pero tontos lo justo.

  5. Sin estas revistas no hubieramos sabido lo bien que se lo pasaban nuestros picantones abueletes!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s